• Interpreta

Xenofobia en Pacaraima: De qué hablamos cuando queman un campo de refugiados

Actualizado: 23 de sep de 2019


Por Bastián Díaz, Periodista de Interpreta



El sábado 18 de agosto, en la localidad brasileña fronteriza de Pacaraima, residentes de la ciudad derribaron un campamento de refugiados venezolano con un tractor, quemando las pertenencias de los migrantes y forzando con palos y piedras la huida de mil doscientas personas de vuelta a Venezuela. El incidente, aseguran los locales, partió como la respuesta a un asalto efectuado supuestamente por refugiados, pero su animosidad nos habla de una tensión que va más allá de ese día.









Traducción del tweet “Vinieron con botellas y con palos, gritando ‘fuera!’. Tuvimos que correr a las montañas con los niños, mientras ellos quemaban nuestras cosas, la comida, la ropa, documentos, colchones” relató para la prensa brasileña una joven venezolana de 17 años.












Video que acompaña el tweet.


Entre 2017 y junio de este año, han sido en total casi 128 mil los venezolanos que han transitado por esta localidad, huyendo de la crisis humanitaria que está afectando su país natal. Los hechos del 18 de agosto nos muestran una de las caras más duras de la diáspora venezolana, que según estimaciones de la ONU ya ha llevado a más de dos millones de personas a cruzar la frontera en busca de una mejor calidad de vida.

En el siguiente reportaje, vamos a usar el Social Intelligence para ver cómo reaccionaron las redes al lamentable evento del sábado 18 en Pacaraima, y así mirar desde un nuevo ángulo la crisis humanitaria que vive el pueblo venezolano.



Conversaciones sobre la diáspora venezolana


El fenómeno de las migraciones en Sudamérica no es nada nuevo, pero la contingencia actual con los refugiados venezolanos combina dos factores que la hacen un gran tema de conversación dentro de Twitter: por un lado, se trata de una crisis humanitaria; por el otro, se trata de la crisis política en el gobierno de Nicolás Maduro.



Traducción: “Refugiados venezolanos siendo expulsados, y brasileños celebrando y cantando su himno. ¡Qué triste escena!”.


Menciones en Twitter, por mes dentro del espacio hispanohablante (entre enero 2016 y agosto 2018) . Datos obtenidos desde Brandwatch Analytics.


Como se puede apreciar en el gráfico, hay un punto de quiebre en las conversaciones sobre venezolanos migrantes en enero de 2017, cuando empieza a agravarse la crisis humanitaria en el país.


Hay dos peaks de conversación en este año, siendo el primero de 6760 menciones el 12 de marzo, cuando la ONU declara a los migrantes venezolanos como refugiados; y el de el 20 de agosto, con 8729 menciones, después de la expulsión de los refugiados de Pacaraima. Este último ha sido el peak de conversación más grande que se ha dado desde que comenzó la crisis migratoria en Venezuela.


Menciones en Twitter, por día en

Sudamérica, incluyendo Brasil (2018).

Datos obtenidos desde Brandwatch Analytics.



Así mismo, considerando que hemos tomado solo el 55% de los tweets del universo de Twitter para nuestro estudio, podemos afirmar que el peak del 20 de agosto, por sí solo, consiguió de hecho más de quince mil menciones. Por otro lado, fueron 1083 distintas páginas de medios de comunicación en toda Sudamérica las que dieron cuenta del incidente solo durante ese día. Ni los conflictos entre Maduro y el poder Legislativo, ni las elecciones realizadas en Venezuela, ni las condenas de la Unión Europea, habían llegado a ese nivel de cobertura mediática.


La única forma de entrar a Brasil


Roraima es un estado al norte de Brasil, sobre el cual se extiende gran parte de la frontera con Venezuela. Su capital y ciudad más poblada es Boa Vista, con casi 300.000 habitantes. El caso particular de este estado es que, dadas las condiciones del cruce de la frontera, el único paso habilitado se encuentra en él: entre las ciudades de Santa Elena de Uairén (Venezuela) y Pacaraima.




  • 30 mil venezolanos han llegado a Roraima desde el empeoramiento de la crisis venezolana

  • En promedio, 100 venezolanos entran diariamente al estado

  • 999 venezolanos están matriculados actualmente en los colegios brasileños; en 2015 eran 248.

  • 230 incidentes relacionados con venezolanos, registrados por policía durante 2018, en comparación con 58 el 2015.

Fuente: Gobierno de Roraima y Defensa Civil


“Un factor grande de preocupación en Roraima es el surgimiento de conflictos por la disputa de empleo, cupos en el sistema público de enseñanza y en hospitales” reza un documento de la Dirección de Análisis de Políticas Públicas, del estado brasileño.


Desde hace años, la situación en Roraima es crítica: el estado fronterizo es uno de los con menor Índice de Desarrollo Humano (IDH) en el país, por debajo incluso de países como Irak. Se trata, sobretodo en Pacaraima y Boa Vista, de una población que se siente abandonada por el gobierno central, y donde la entrada de cien venezolanos al día, desde el año pasado, ha generado otro problema a atender: la mayoría de los que transitan por Roraima no tienen el dinero para dormir bajo techo, y terminan pernoctando en las plazas públicas y refugios que se han dispuesto.


Lo que hace unos años era solo un viaje por el día, en el cual los habitantes de Santa Elena de Uairén, Venezuela, se abastecían de los alimentos que les faltaban, ahora es el hogar temporal de miles de venezolanos, que terminan representando el quinto de la población en el lugar.


Por lo mismo, se ha generado un conflicto entre el Governo Estadual de Roraima, liderado por la gobernadora Suely Campos, y el Supremo Tribunal Federal, ya que la primera solicita el cierre de la frontera con Venezuela, mientras el segundo lo niega en función de los compromisos internacionales a los cuales Brasil está suscrito. En ese contexto, el surgimiento de la xenofobia en el estado no ha hecho más que poner a pelear a pobres contra pobres.



Traducción: “Somos todos Roraima! Nosotros los brasileños estamos todos del lado de Roraima! Abajo la invasión de los comunistas venezolanos! Acabaron con el país de ellos, no van a acabar con el nuestro! Que el ejército defienda al pueblo brasileño, y no al extranjero!”



Traducción: “La gente de Roraima no está haciendo revuelta contra los venezolanos porque sean “xenófobos”, sino que tienen venezolanos literalmente matando gente a palos allá. Paren de ser ganado, por el amor de Dios”.





Traducción: “Pacaraima, Roraima, Resiste! Debemos recordar que los soldados reciben órdenes, por lo que el alto comando es el responsable. @MichelTemer y @Aloysio_Nunes – adiestren a sus electores venezolanos comunistas”. En el vídeo que aparece en el tweet, un habitante de Roraima explica, ese mismo día sábado, por qué están haciendo la manifestación que terminó en la quema del campamento de refugiados. Entre otras cosas, dice “no aguantamos más esta situación acá en Pacaraima, nuestra ciudad llegó al límite”.




Roraima y lo que dice la gente en la capital

Si comparamos los discursos de los tweets en Roraima (primera nube), y Brasil entero (segunda nube), podemos apreciar que los tweets emitidos desde Roraima tienden a hablar más de un colapso en los servicios públicos, en asociar a los venezolanos con la violencia, y a responsabilizar al Gobierno Federal. Aparecen a su vez palabras como Fuera, De aquí, Crisis y Muchas. Por otra parte, en la nube de todo Brasil, además de no encontrar ni referencias a los servicios públicos, ni tampoco la palabra "Governo federal”, apreciamos que gran parte de las palabras que se muestran vienen del mismo Palabras más usadas en la semana tweet del concejal David Miranda, en Río de después del incidente, al referirse

Janeiro: a los refugiados. Datos obtenidos desde Brandwatch Analytics.




Traducción: “Cuando aquel niño murió ahogado en la playa, todo el mundo se conmovió. Hoy, 1200 venezolanos fueron expulsados de Brasil. Muchos niños con la misma edad de aquel primero. En vez de conmoción, ahora hay felicidad por librarse de “vagabundos”. El refugiado bueno es el refugiado lejos, no?” reza el tweet del concejal Miranda, que con casi 12 mil retweets (el tweet más replicado de la semana) acapara casi toda la nube de palabras brasileña.




Otro punto importante de la conversación brasileña general son las menciones a Maduro, al régimen y a la dictadura bolivariana. Comparado con las conversaciones roraimenses, las brasileñas están más interesadas en hablar sobre lo que pasa en Venezuela, siendo Pacaraima un buen motivo para seguir comentando la situación política en Caracas.


Venezuela en el mundo


Los vídeos del pueblo de Pacaraima a modo de Fuenteovejuna, como una masa quemando los campamentos y echando a los refugiados, dio rápidamente la vuelta al mundo. Además de los medios sudamericanos, que fueron evidentemente los primeros en referirse al tema, no fueron pocos los medios estadounidenses, franceses y alemanes que cubrieron de distintos modos el incidente.


Así, podemos observar como en distintos medios de distintos idiomas se cubre el tema: vemos que el peak entre el 19 y 20 de agosto se da en los seis idiomas que elegimos para estudiar (portugués, español, inglés, francés, alemán e italiano). El idioma que más cubre el tema es el inglés, que a su vez es la lengua del país que, por la cantidad de medios web que tiene, más notas sobre Pacaraima difunde: Estados Unidos. Luego vienen los medios en español, que informan para un total de quinientos millones de hispanohablantes entre América y España. Y aunque pareciese que el tercer idioma es el francés, Menciones en medios digitales, por la verdad es que con la suma del portugués idioma (del 17 al 28 de agosto 2018). europeo y el portugués brasileño, hay mayor Datos obtenidos desde Brandwatch

presencia en el espacio lusoparlante. Analytics.


Menciones en medios digitales, por país.



Los países donde más medios virtuales se refirieron al incidente en Pacaraima, en conjunto con hablar de la crisis migratoria en la frontera entre Brasil y Venezuela fueron: Estados Unidos en primer lugar, Brasil luego, Francia, España y Reino Unido.




Menciones en Twitter, por país


Aun siendo un evento “mediático” mundial, consiguiendo un espacio en los más grandes periódicos alrededor del globo, es interesante ver cuál es la respuesta más “real” del público: ¿interesa o no al mundo que un los habitantes de un pueblo expulsen con violencia a 1200 refugiados? Usando solo los seis idiomas que estudiamos en el gráfico anterior, observamos que el país donde más se habló del tema era, evidentemente, Brasil. A su vez, por cosas de población y difusión el segundo país es Estados Unidos, y de ahí en adelante la conversación se concentra sobretodo en España y Sudamérica: Venezuela, Chile, Colombia, Argentina y Perú.

En ese sentido, además de Venezuela mismo, que es el país de origen de los refugiados expulsados, la noticia evidentemente impacta más en países donde hay gran flujo de migrantes venezolanos. Siguiendo esa línea, aunque los medios europeos se muestran muy interesados en difundir el incidente, es sobretodo en Sudamérica donde se empatiza más con la crisis humanitaria, donde más se habla de Venezuela, y donde más se puede comentar, ya que más se conoce sobre el tema.


Elecciones próximas


Es interesante ver como, dadas las próximas elecciones en Brasil el día 7 de octubre, la conversación alrededor del incidente en Pacaraima lleva naturalmente a esto. De las 11819 menciones en las cuales se conversó sobre Pacaraima entre el 18 y el 24 de agosto, 1077 se refieren directamente a alguno de los candidatos a la presidencia: casi un 10% de las conversaciones.


Así mismo, son 1394 los tweets que se refieren a Maduro y a la situación política en Venezuela, siendo estas ya más del 10% de las menciones del tema durante la semana. Un dato aún más concluyente es la relación que se hace entre el chavismo y el actual candidato por el PT, Lula Da Silva –recordando que él y Hugo Chávez tuvieron cercanas relaciones mientras los dos fueron presidentes de sus respectivos países, entre el 2003 y el 2011-.

De los tweets que mencionan a Lula –755 en la porción estudiada–, son 699 los que incluyen también Maduro. Amplio alcance tuvo, por ejemplo, el siguiente tweet de Janaina Paschoal, que llegó a los 5000 retweets:



“Si Lula y Dilma no hubiesen mandado nuestro dinero para Maduro, él no seguiría en el poder y no estaría diezmando a su pueblo. Los venezolanos no estarían huyendo para Brasil, y Roraima no estaría pasando por todo esto! La culpa es del PT (Partido de los Trabajadores de Brasil)! Acuérdense de eso!”


Esto no deja de ser importante a la hora de analizar qué consecuencias podría tener Pacaraima en la campaña del PT por el ex presidente Da Silva, sobretodo considerando que actualmente lidera las encuestas con un 39% de la intención de voto, superando ampliamente a su principal contendor, el conservador Jair Bolsonaro, con el 19%.


Una tragedia impersonal

Una de las particularidades más inquietantes de los sucesos del 18 de agosto es su carácter impersonal: no hay un culpable directo, no hay una persona que prenda la llama, no hay un solo responsable del incidente. En efecto, hemos estado hablando del “pueblo de Pacaraima”, los “moradores de la localidad”, o como se le ha titulado en ciertos medios, “la ciudad xenófoba”.


En este sentido, la búsqueda de responsables se vuelve, como se puede apreciar en Twitter, el eje central de gran parte de las conversaciones. Algunos culpan al gobierno federal, otros culpan al régimen en Venezuela, o a un racismo propio del pueblo brasileño: en fenómenos como estos, con este nivel de emotividad e impacto, se buscarán muchas enfermedades a las que achacar este síntoma.

La quema de las mochilas, documentos y bolsas la habrá hecho “el pueblo de Pacaraima”, pero la sufrieron los mil doscientos venezolanos que huyeron a la frontera, y que uno por uno temieron por sus vidas ese día sábado. Es por eso que Pacaraima es hoy injustificable, y sin embargo, deberíamos estar hablando más de eso.


Notas

* Los datos presentados en este artículo se recolectaron usando la plataforma de social data Brandwatch.


**Del universo de tweets a analizar, se utilizó el 55%, filtrado arbitrariamente por la misma plataforma.

158 vistas

Fundación Interpreta © 2o18, todos los derechos reservados.